domingo, 2 de diciembre de 2012

Furoshiki, Conocen ustedes esta técnica.


En Vitoria y concretamente la Tahona Artepan ha introducido la técnica del Furoshiki este año como medio transportar sus artículos o que sus clientes regalen sus productos con un envoltorio novedoso.
Lo que se puede leer en la nota informativa que se adjunta con el envoltorio (furoshiki) de unos dulces está en la foto que sigue.
Como se dice en esta nota informativa, el furoshiki evita el uso de bolsas de plástico y otros materiales para adornar los regalos y encima es novedoso y decorativo.
En el año 2006 el ministro de medio ambiente Japones Yuriko Koike (mujer) creó un paño para recuperar la antigua técnica del furoshiki y comenzó una campaña denominada “Mottainai Furoshiki  para concienciar a los compradores actuales a utilizar este paño para envolver y llevar sus compras en lugar de las bolsas de plástico y de esta manera, si se impusiese en este moderno mundo, daríamos la guerra al plástico que nos ha invadido.
El origen del Furoshiki, no del hatillo (Paquete o envoltorio pequeño que generalmente se hace liando prendas de ropa y que normalmente contiene ropa u objetos personales) que por mi niñez era muy visto,  se abandonó poco a poco, hasta que actualmente a penas se ve, sino es en el campo.
Pero volvamos al nacimiento del Furoshiki, parece ser que es anterior al periodo Nara (710-794 de nuestra era),  en este periodo significaba el hato que hacían los usuarios de los baños con sus ropas y pertenencias, en los templos para purificar el cuerpo.
Antes de asociar el método de envolver artículos con la técnica del furoshiki  se denominaba “hirazutsumii” que viene a ser lo mismo y  fue introducido de China por el siglo VIII. En Nara en el museo Shosoin hay una gran colección de paños antiguos utilizados en el pasado.
Los nobles en el siglo XIV comenzaron a usar la técnica del hirazutsumi para envolver los trajes y regalos, los nobles decoraban sus paños con sus escudos de armas.
El nombre de Furoshiki parece que lo toma a partir del siglo XVII en el periodo EDO, (1603 to 1868), que es cuando se tiene noticia del primer testimonio escrito con el termino Furoshiki, que significa Furo/baño y shiki/ropa.
La ventaja de la técnica del Furoshiki es que se puede utilizar y re-utilizar muchas veces y a la vez ser respetuoso con el medio ambiente.
Después de esta breve introducción os voy a presentar una de las presentaciones de la Tahona Artepan, así recibe el cliente su compra, 
 En el reverso de la etiqueta se puede leer que el Furoshiki contiene: Ilusión  autenticidad, Sormena, confianza y Naturaltasuna.
Detalle del nudo.
 Y en su interior encontramos estas gollerías, tableta de turrón de trufa de coco, polvorones, yemas y Panettone.
El panettone no es uno cualquiera, sale del obrador de Artepan y nada tiene que ver con los industriales que se venden en la mayoría de las grandes superficies.
Esta historia, la del panettone, comenzó hace dos años, Txema me invitó para asistir a las demostraciones del  gran maestro Pier Giorgio Giorilli dio en el obrador de Artepan,  pero un problema de rodilla me imposibilito asistir.
En una breve reseña se puede decir este panettone está elaborado a la antigua usanza, con la receta del maestro italiano Pier Giorgio Giorilli que lego a Artepan masa madre con más de 40 años, masa madre que junto con la selección de ingredientes naturales y su lento y laborioso proceso de elaboración es el secreto de este brioche.
En este panettone destaca su intenso sabor, limpio y aromático. Mantequilla fresca, yema de huevo, harina de la toscana, pasas, naranja, vainilla, miel, limón, etc. hacen del autentico panettone una delicia que nuestro recuerdo sensorial no lo olvidará.

El origen esta creación según una de las leyendas más difundida nos dice, que un enamorado del siglo XV, Ughetto Atellani de Futi, inventó un delicioso pan de frutas para conquistar el corazón de su amada y también el de su futuro suegro (un pastelero milanés llamado Ton) El pan de Toni tuvo un éxito que perdura hasta nuestros días.
Según otra leyenda, probablemente más conocida, el panettone nació en la corte de Ludovico El Moro, señor de Milán desde 1494 a 1500, en la Nochebuena. Se cuenta que el Duque celebró la Navidad con una gran cena, llena de deliciosos platos dignos de la riqueza de la corte milanesa. El postre iba a ser la natural conclusión de tan lujoso banquete, sin embargo, al momento de sacarlo del horno, el cocinero se dio cuenta que se había quemado. Hubo un momento de terror en la cocina de Ludovico, pero afortunadamente un lavaplatos, llamado Antonio, había pensado utilizar las sobras de los ingredientes para amasar un pan dulce y llevárselo a su casa. Dada la situación, el joven Antonio propuso al cocinero servir su pan como postre. Era un pan dulce muy bien subido, lleno de fruta confitada y mantequilla que fue llevado inmediatamente al Duque. El inusual postre tuvo un enorme éxito y Ludovico preguntó al cocinero quién lo había preparado y cuál era su nombre. El cocinero le presentó al Duque al joven Antonio, quien confesó que ese postre todavía no tenía nombre. El señor entonces decidió llamarlo «Pan de toni Panettone», que con los siglos se convertiría en panettone.

Para los que quieran degustar un panettone, que no les va a dejar indiferentes, prueben el de Artepan y luego nos cuentan sus sensaciones organolépticas.
 Diferentes anudamientos del Furoshoki editados por el Ministerio de Medio Ambiente de Japón 
Hay muchos más anudamientos y propuestas, con decirles que hay cursos específicos para iniciarse en las técnicas y filosofía de Furoshoki.
Tal vez más de uno ponga en práctica este arte de empaquetar regalos estas fiestas y dejemos de utilizar bolsas de plástico y otros materiales contaminanates

3 comentarios:

Niágara dijo...

A mi hermana le encantan las manualidades y esto me ha recordado a un libro que le regalé de origami con toallas y servilletas. Además es profesora con lo que le ha servido para las clases en el colegio. Estos diagramas van a ser un añadido muy útil (ya me imagino cómo voy a encontrarme envueltos los regalos de Navidad). Gracias.
PS: Me alegro que le gustase el cuento de la patata.

Marilyn´s deserts dijo...

Es realmente curioso. No lo conocía y me alegro de que haya sido la panadería Artepan de Vitoria la que haya reintroducido esta técnica.

Un placer leer esta entrada y leer su blog.

Apicius dijo...

Gracias por la visita y comentario.
Que pasen buen día a pesar del gobierno.
Saludos