lunes, 29 de abril de 2013

Slow Food Convivium Araba-Álava fue al colegio ikastetxea la Inmaculada de Abetxuko para realizar un taller de huerto y cocina escolar

Con fecha 25 de Abril varios miembros del convivium de Slow Food de Vitoria nos dirigimos al colegio Inmaculada para realizar unos talleres escolares de cocina y huerto.


Como introducción diré que La alimentación de nuestros escolares no es la adecuada en muchos casos y con la ayuda de: mucho sofá para la tele u horas delante del PC estamos criando unos niños obesos en porcentajes que nos debían de concienciar y tomar cartas en el asunto.
La forma de alimentarnos ha cambiado mucho desde no hace muchos años y es comprensible ya que en muchas casas no hay tiempo y a veces conocimientos para preparar comidas sabrosas  y saludables. 
La organización de nuestras vidas con ambos miembros del matrimonio trabajando fuera de casa repercute en la organización de nuestros hogares y no podía ser menos la repercusión en la compras de alimentos, muchas veces se hace la compra un día a la semana, el sábado u otro día cuando han terminado su jornada laboral, con lo que la compra se realiza rápidamente y en el carro se ven muchos pre-cocinados. Se está perdiendo el concepto de lo que es el producto de temporada, el producto local etc. etc.
Desafortunadamente, esta tendencia parece que incide más en las jóvenes generaciones, entre las cuales el consumo de alimentos poco saludables y la reducción de la actividad física son tendencias cada vez más recurrentes, que no cabe duda afectan a la salud, por supuesto no afecta todavía a todos, pero al paso que vamos......
En este marco y asumiendo la citada realidad Slow Food se implica e intenta trasmitir valores que considera imprescindibles en nuestra sociedad y este es uno de los grandes motivos que nos impulsa a realizar estos talleres.
En la fotografía varios componentes del grupo preparando al aire libre las mesas donde los alumnos de la ESSO por lo tanto de 12 a 16 años iban a preparar un par de platos, uno de ellos con productos de sus huerto escolar. Como el total del alumnado que participó, 80 alumnos  hubo que reforzar con productos ecológicos comprados en distribuidores locales y provenientes en lo posible de los horticultores locales y formar varios grupos para que el taller fuera operativo.
Como se puede apreciar las frutas no son locales, pero si ecológicas. 

La actividad en el huerto escolar fue intensa pasando la totalidad de alumnos de la ESO, poniendo en practica siembra de semillas, plantación de lechugas, puerros, flores etc. y recolección de productos para el pincho "Grillo" que iban a realizar. 
Utilización del compost que en el mismo centro fabrican. 
Varios alumnos trabajando en el invernadero, el clima de Vitoria suele ser extremo y este apoyo viene muy bien para que el huerto escolar tenga vida durante todo el curso escolar.
 Se habló de alimentación saludable y como no se cocinaron dos platos como ya he dicho anteriormente  Uno fue un plato que lo llamamos Tapa Grillo, ya que en sus componentes está, como invitada principal la lechuga y luego tiene también cebolleta, patata cocida, aceituna y rábano. todo ello montada en una brocheta. 
El otro pincho era una brocheta de fruta, en la que teníamos naranja, plátano y fresas.
En la foto uno de los grupos montando los pintxos y preparando una vinagreta para aliñar el pintxo Grillo.
 Rábanos y lechuga en proceso de lavado.


Una vez los pintxos preparado tocó el turno de probarlos por los alumnos. Con las patatas cocidas y aceitunas que sobraron, se aliñaron y fue una delicia para estos jóvenes paladares. 
La mañana fue muy didáctica para todos, donde todos aprendimos disfrutando. 
Todos los que colaboramos (Iñaki, Ma Feli, Elena, Fernando, Javi, Maite y el que escribe estas lineas)  en este taller fuimos gratamente sorprendidos, en primer lugar por lo bien que se comportaron todos los alumnos, lo que indica que reciben buena educación tanto en sus casas, como en el colegio, luego se detectó que hay inquietud, curiosidad y desde luego responsabilidad sobre los temas de medio ambiente, protección de la naturaleza, buena y sana alimentación etc. etc.
Así que es un buen presagio para que las cosas vayan mejorando en el futuro o por lo menos no se vayan deteriorando más.
Algunas de las verduras que "cosechan" en el huerto escolar  
 Entorno del colegio Inmaculada de Abetxuko.
 Bancales en el exterior y campos de frutales. A la derecha arriba, unas plantas de cardo.
Dentro de poco iremos a otro colegio a seguir con estos talleres que creo resultan del agrado de los jóvenes.