martes, 19 de junio de 2012

Excursión a La Rioja Alavesa organizada por Blogeu

El Sábado pasado participé en una excursión a la Rioja Alavesa con varios socios de Bloggers de Euskadi (Blogeu), un evento para enmarcarlo, por la idea que tuvieron los que organizaron esta excursión y por la perfecta organización y coordinación de Carol Gutierrez  que es la responsable de Servicios TuristicosThabuca.
Participamos en la excursión 23 socios de Blogeu, en esta fotografía se puede ver a todos.
I Viaje de ida de la Excursión Blogeu a Rioja Alavesa


La excursión empezó en Bilbao de donde salió el Enobús a las 9 de la mañana, en un princio el autobús iba hacer una parada en Vitoria, pero como solo íbamos a agregarnos al grupo 2, se decidió, que los de Vitoria fuéramos en otro Enobús y en Labastida nos reuniríamos todos, como así fue a las 10-30.
En Labastida estaba esperándonos Carol y ya de su mano comenzamos a llevar a cabo todo lo programado para este día.
Para ir haciendo boca lo primero que se hizo fue ir al Restaurante Bodegón en Labastida. Restaurante que se encuentra en el casco histórico y ubicado en un caserón del siglo XVI, la decoración rustica, muy agradable por la piedra y la madera que dominan el ambiente.
Entre sus comedores cuenta con uno que en el pasado era una cueva. Su cocina es tradicional de la zona, con amplia carta, donde no faltan las chuletillas al sarmiento.
En el puzzle siguiente varias instantáneas de nuestra llegada al Bodegon y en el centro unos pintxos que tomamos acompañados a voluntad por un buen Rioja de la zona (un poquito temprano, pero catar lo caté) o café.
Los pintxos muy bien oficiados constaban de paté de Foie, ensaladilla de palitos de mar coronados con u langostino y un trozo de empanada de bonito.
Dada la hora, el gusanillo que se solivianta durante los viajes, al menos el mio y para romper el hielo entre todos los asistentes, fue este refrigerio muy reparador y nos dio fuerzas para continuar con el programa.

 Terminado el tentempié, comenzamos a realizar una visita a los puntos más prominentes de Labastida, llevados por la experta mano de Carol.
Labastida hasta el año 1200, que paso a la Corona de Castilla, perteneció al Reino de Navarra donde este reino tenía en está localidad un recinto amurallado y defensivo de los intereses navarros de la época.
La localidad cuenta con dos cascos históricos:
Uno el medieval, sito en un otero y consta de los barrios de la Mota y el Olmo, en el alto está el Templo Fortaleza del Cristo .
El otro es la zona renacentista y barroca, con mucha riqueza en sus edificios, muchos de ellos blasonados (el mayor conjunto de casas solariegas blasonadas de Álava), palacetes y la espectacular Iglesia de Nuestra Señora de la Asuncion.
Se tuvo la ocasión de ver, entre innumerables edificios y patios, un lagar de piedra. (El que se puede ver en la foto del medio a la derecha)
 Unos detalles de lo que se puede ver dentro del Templo Fortaleza del Cristo (XII). En el centro el “Llavín” que utilizaban y utilizan para acceder al interior del templo.
En este recinto se puede ver la imagen, muy original, ya que la postura de la mano derecha desclavada esa postura no suele ser habitual. Carol nos explico los chascarrillos que se dicen en el pueblo que hacen referencia a la rivalidad con otro Cristo de la zona y porqué tiene el brazo en esa postura.
 La belleza de los retablos de La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Órgano, sitiales del coro etc. Son dignos de ser visitados, no dejar de levantar la vista para ver este lucero. Abajo derecha. 
 Fueron tantos y tan interesantes los datos que nos iba desgranando Carol que hace muy difícil transcribirlo. Nos contó entre muchas cosas porque a los habitantes de esta localidad les llaman “Rabudos” que viene de la creencia en la Edad Media que los Judíos tenían “rabo” y por lo visto muchos judíos poblaban la localidad.
El Origen de los “Calados” en un principio defensivos, posteriormente se utilizaban como neveras, para convertirse en bodegas finalmente, nos comentó Carol que algunos de estos calados son de varios kilómetros.
Terminada la visita turística a Labastida nos dirigimos a la localidad cercana de Laguardia, donde nuestra primera parada fue en la bodega “El Fabulista”.
El Nombre de la bodega lo toma a que en esta casa nació y vivió el fabulista Samaniego, por todos bien conocido por sus cuentos didácticos como “El cuento la lechera”, “La ciagrra y la hormiga”, "La cierva y la viña" etc. Lo que tal vez muchos no sepan los escritos eróticos que tiene y que fue perseguido por la Inquisición. (Por lo menos a mí no me lo enseñaron en su día).
Laguardia cuenta con 320 calados o bodegas, aunque actualmente solo se vinifica en dos, el resto son txokos gastronómicos, un par de restaurantes y algunas de uso domestico.
Montse, que iba a ser nuestra guía durante la visita a la bodega, nos dio toda clase de explicaciones de como es el proceso del vino, desde el campo a la botella.
Es una bodega pequeña, con una producción muy limitada, con unos vinos muy cuidados y de una calidad excelente.
Esta bodega procesa 44000 kilos de uva, (por cada kilo viene a procucir 75 cc. de vino).
Vimos los tanques de fermentación, nos explicó como hacen el pisado, remontado, desuvado, etc. etc. hasta que llegan los caldos a las barricas, donde hacen su segunda fermentación y envejecimiento.
Esta bodega tiene 51 barricas bordolesas (225 litros) de roble francés. Esta bodega debido a su poca producción y acatando las regulación del Consejo Regulador de La Rioja, no pueden etiquetar con la contraetiqueta de reserava o gran reserva, por lo tanto todas las botellas de esta bodega tienen la contraetiqueta verde que nos indica que son vinos jóvenes, aunque por el tiempo que pasan, algunos de sus 5 clases de vino, en barrica son verdaderos crianzas/reservas. De su vino denominado Fabula producen 2000 botellas, de uvas procedentes de viñas vieja, se cría en barricas nuevas de roble francés con un tostado medio de las duelas durante 14 meses. Es un vino crianza/reserva, pero con etiqueta verde por regulación, su precio es 18 euros en bodega.
Pasamos por diferentes “calados” todos excavados  a mano en roca arenisca. Se vieron las tuferas, como controlan el grado de humedad, etc.
 Fue una sorpresa, cuando estábamos dispuestos a catar un par de vinos, apareció el fabulista Samaniego que nos deleitó con algunas de sus fabulas. Fueron muy reídas y alabadas los relatos eróticos de Samaniego.
 Terminadas las risas y alabar el buen trabajo del actor que nos deleitó con los escritos del fabulista pasamos a degustar unos vinos de la bodega.
Las etiquetas, que hace poco las han cambiado, son muy llamativas y dependiendo del tipo de vino tiene una contra etiqueta con una fábula de Samaniego.
Los vinos que catamos fueron un El Fabulista Sabio de 2007 y El Fabulista Ilustrado de 2008. Ambos vinos son de color rojo picota, limpio, brillante con abundante lágrima, por supuesto la zona y los que estábamos en la misma hace difícil valorar y dar una ficha de cata. 
En nariz se aprecian vainillas, algo de tabaco y cacao (debido al tostado de las barricas). Los aromas están bien equilibrados.
En boca es un vino contundente con 14 grados en volumen, la astringencia del vino se dulcifica con la ligera acidez del vino. Como me traje unas botellitas e inclusive una de Fábula 2006, el próximo sábado las cataremos tranquilos durante el aperitivo.  
Las viejas botellas que se ven en la parte de arriba al fondo, son las muestras que se queda la casa, cuando el consejo regulador las toma. El motivo el poder hacer un contra-análisis, como se ve pasan el análisis perfectamente y estas muestras para el contra-análisis se quedan para siempre en la bodega.
 Terminada la visita a la bodega El Fabulista, visita que recomiendo a todo el que se pase por Laguardia, nos dimos una vuelta por la localidad y en ella hay un rincón precioso dedicado al viajero. En este mismo rincón está la iglesia de Santa María de los Reyes, que conserva un pórtico policromado en perfecto estado de conservación y otra particularidad de esta iglesia es la de tener su campanario separado del cuerpo principal de la iglesia.
En esta localidad se anda con tranquilidad ya que en el interior de sus murallas está prohibido el trafico rodado.
 Llegó la hora de reponer fuerzas, lo hicimos en el restaurante Médoc  Alavés, ubicado en el Hotel Viña de Laguardia. Este restaurante tiene una buena cocina internacional pero utilizando los productos típicos de la región. En su bodega se albergan más de 250 referencias de vinos de La Rioja y de otras denominaciones.
Comenzamos nuestra ingesta con un carpaccio de carne de buey wagyu  acompañado de unas lascas de queso parmesano y bañado con el excelente aceite de oliva virgen extra que se produce en La Rioja. 
 Al buey siguieron unas croquetas que se fundían en la boca por su cremosidad. La croqueta es una preparación sencilla, casera, etc. pero que pocas veces se comen unas buenas croquetas, pues están estaban excepcionales.
 El remate de los entrantes fueron unos vegetales de temporada presentados en tempura. Tanto los vegetales como el rebozo muy bien oficiados. La salsa de soja que los acompañaba, para mi desvirtuaba un poco el sabor del bocado debido a la salinidad de la salsa de soja, claro que la solución era bien sencilla, no mojar el bocado en la salsa, tal vez yo hubiera acompañado estos bocados con un ligero agridulce. 
 Antes de que hicieran la presencia las “Pochas a la riojana” vinieron estas guindillas que las suelen acompañar, afortunadamente estas guindillas no eran a las que suelen estar acostumbrados los riojanos, verdaderamente ardientes, estas eran suaves y muy agradables de tomar, 
 Aquí tenemos Las pochas a la riojana, con sus acompañamientos, un plato que dentro de su sencillez es muy sabroso y este estaba que se deshacía en la boca. Ya saben los que me leen lo aficionado que soy a las pochas, de las cuales me proveo, en temporada, para todo el año y las mantengo congeladas para que no pierdan sus virtudes.
 Si hasta este momento todo lo que iba saliendo de la cocina estaba bien elaborado, presentado y en su punto, que decir de este plato de Yema de huevo de caserío acompañado de unas setas, fina capa de mozzarella, patatas paja y aceite aromatizado con trufa.
Una vez rota la yema, mezclada con el resto, resultaron unos bocados cremosos, intensos de sabor y que me resultaban totalmente placenteros. La verdad en conjunto fue el plato que más me gustó. 
 ¡Como no¡ Estando en La Rioja Alavesa no podían faltar unas chuletillas de cordero asadas al sarmiento. Las chuletillas jugosas, sabrosas etc. Es recomendable a todo aquel que pase por estas tierras la ingesta de esta suculenta preparación.
 Luego vinieron los postres, variados, no, no piensen ustedes que hubo cuatro para cada comensal, fue una ruleta y a cada uno le toco uno. A mi me toco lo que parecía ser un coulant, pero oh¡ desgracia para mi, en su interior no había chocolate fundido, parece ser que en este lugar el chocolate líquido se lo ponen por fuera, pero esta no es la preparación que en su día ideo el chef Michel Bras allá por 1981, aunque en honor a la verdad nadie dijo que fuese un coulant y tal vez fue una mala interpretación por mi parte.
Terminada la comida y dando un corto paseo llegamos a Villa Lucía, Centro Temático del Vino.
Este centro temático ocupa 2400 metros cuadrado y está dotado con los últimos avances tecnológicos.
La visita a este centro es darse una vuelta por La Rioja, en cuanto al vino se refiere y en un solo acto uno es indoctrinado en las diferentes fases de la producción del vino, sus enfermedades, su historia, comoera un laboratorio del vino años pasados, etc. etc.

 Siguiendo la visita se pueden ver las diferencias en color de los diferentes vinos (rosados, tintos y blancos) con el paso del tiempo y un test de como andan nuestro sentido del olfato y por el último lo que parece ser actualmente la joya del establecimiento: En Tierra de Sueños, es una presentación filmada en 4D, es decir a parte de ver la proyección en relieve, tiene efectos especiales en la sala como aromas, nieve, agua etc. Francamente una película fantástica. 
 Terminada la visita a Villa Lucía nos dirigimos a Elciego donde giramos una visita muy rápida ya que el conductor del autobús, con esto de las horas de trabajo y descanso tenía que llegar a Bilbao a las 10 de la noche. No obstante y conducidos por Ana, la responsable de la Oficina de Turismo, pudimos ver los edificios más emblemáticos donde destaca el edificio denominado La Casa de los Hierros, por el trabajo de hierros forjados, que para la época era todo un lujo utilizarlos en una edificación.
En Elciego descansa Jean Pineau, enólogo francés y uno de los precursores del vino Rioja moderno. Este año y festejando el 150 aniversario de su llegada a Rioja Alavesa se celebra en el ciego del 16 al 22 de Julio, la Semana del Vino y la Música, con diversas actividades de cata comentada, maridajes, etc.
 Por último, ¡se cuido tanto la organización del evento! que en el momento oportuno pudimos apreciar y deleitarnos con el fenómeno Foehenal atravesar el aire húmedo y cálido atlántico la sierra de Cantabria (En la fotografía el monte Toloño)
Como resumen un día inolvidable y no queda más que agradecer a Blogeu por la iniciativa de esta visita gastro/cultural a la Rioja Alavesa y a Carol de Servicios Turísticos Thabuca por la perfección con que planeó y ejecutó el evento.

En este enlace un reportaje filmado por Mikel Agirregabiria.
En este enlace reportaje de En el camino con Moonflower
Mirando por la rede habrá más reportajes y fotografías, entrando en twitter con #blogeu encontraran más de uno.



2 comentarios:

moonflower dijo...

Apicius, un aplauso por tan fantástico y detallado relato!
Realmente espectacular!

Muchas gracias el relato y por las menciones, pero sobretodo por haber venido y compartido conmigo las bondades de Rioja Alavesa.Fue todo un placer.

Un abrazo y hasta pronto!

Mikel Agirregabiria dijo...

La más completa crónica desde la perspectiva gastronómica, con gran profusión de detalles.

Gracias, Fernando, Apicius.