lunes, 28 de mayo de 2012

Jornada de Slow Food Convivium Araba-Álava dedicada a Euskal Oiloa

El pasado Sábado día 26 un grupo de Slow Food Convivium Araba-Álava nos dirigimos a lapoblación de Sodupe (Vizcaya) para visitar las instalaciones que tiene en su caserío Miguel Ángel García Diego, en el Barrio Goikouria de esta localidad,  dedicadas a la cría, mejora y conservación de diferentes razas avícolas. 
Miguel Ángel es miembro de Slow Food Convivium de Vizcaya.
Salimos  de Vitoria y llegamos a los aledaños del caserío por autopista y autovías, pero al final, un par de kilómetros, por una pista asfaltada por la que casi no cabía el autobús. ¡Por menudos vericuetos que nos tienen que llevar¡ como pueden observar en las siguientes fotografías, al final ya el autobús no podía más y tuvimos que hacer los últimos metros a pie transportando las viandas para el almuerzo.

Una vez que llegamos, en una zona verde muy agradable, que tienen en la parte trasera del caserío, tenían unas jaulas con unas cuantas aves, aves que luego las veríamos en más cantidad en sus respectivos gallineros.
En primer lugar estas aves exóticas, Loro, Periquitos y Cotorra
Y estas gallinas y gallos; Kriell Holandés, Carablanca Enana, Mos (origen Galicia), Serama (Origen USA), Araucana (origen Sudamérica) y nuevamente otra pose de Kriell Holandés. 
En esta imagen tenemos al artífice de esta instalación que a su vez ha transmitido a su hijo la pasión y conocimientos por estos animales, el hijo fue nuestro guía a través de los diferentes gallineros y no saben con que desparpajo nos iba explicando, con que conocimientos, la verdad impresionaba oírle, piensen que se trata de un joven de 11 años, daba toda clase de detalles, tanto de comportamiento de los animales, como su morfología, etc. etc.
La producción que tienen es de unas 40 docenas de huevos a la semana, de diferentes razas de gallina, así como de oca y pato. Con esta producción pueden las aves auto abastecerse, ya que nos dijo que todo lo que saca por la venta de los huevos unos 600 euros al mes los dedica íntegramente a los piensos ecológicos que tiene que comparar.
Alguno estoy seguro que estará con la calculadora para ver a cuanto vende la docena, pues sí a 4 euros, huevos frescos de aves seleccionadas, criadas en libertad, con espacio vital más que suficiente, campando a su gusto o bien dentro del gallinero o por el espacio abierto que tienen a su disposición.
Caros estos huevos, pues la verdad que no, creo que tienen el precio justo para ir tirando con los estudios y conservación de las diferentes razas que tiene su caserío y este experto, pues Miguel Ángel es una autoridad en avicultura a nivel internacional.
Ganador de innumerables premios que hay repartidos por varias estanterías del caserío, en las fotografías una pequeña muestra.
Durante la conversación y volviendo al tema del precio de los huevos, una docena a unos 4 euros sale el huevo a 0,33 céntimos, por lo que tenemos un buen plato, (un par de huevos, patatas fritas y un par de pimientos verdes), por un euro, sin más comentarios, ¿Cuánto pagan por un café?. Estos huevos 100% ecológicos pues hay que tener en cuenta que hay producción de huevos en ecológico que los venden algo más baratos, entre 3 y 4 euros, pero estas granjas ecológicas/industriales, es cierto que los animales comen piensos ecológicos y no reciben hormonas, ni antibióticos preventivos, pero los animales tienen el espacio vital que determina la ley, que es mucho menor que el que se vio en estas instalaciones y cuando las ponedoras dejan su actividad suelen ser renovadas.
Entrando a la zona de gallineros, en primer lugar había unas pajareras con 4 tipos de periquitos de diverso plumaje, blanco, amarillo, verde y azul, en la escala de precios dijo Jon (el hijo de Miguel Angel) era el blanco (imagen de abajo), Luego nos mostro las carolinas, izquierda de la imagen, dijo que las mas caras las amarilla, la pareja que se ve a la izquierda, las hay también blancas y amarillas. 
Las fotografías, al tener que hacerlas a través de la tela metálica, era muy difícil enfocar el interior, así que muchas de las clases de aves, se ven en sus placas informativas que hay desplegadas.
Entre las diferentes razas que tienen en este Zoo avícola, porque más me pareció un Zoo que una explotación avícola.
Arriba derecha tenemos la Brahma Armiñada origen India, Orpintong origen Inglaterra, Marraduna Euskal Oiloa, Piñeira origen Galicia, La Fleche origen Francia, Rhode Island origen USA, Croad Langshan origen Alemania, Plymouth Rock origen USA, Pedresa origen Cantabria, Australop origen Australia, 
En estas imágenes algunas de las aves reseñadas anteriormente.
La que se ve a la parte derecha arriba es una gallina Lepasoila que se caracteriza por tener su cuello totalmente pelado, sin una sola pluma.
En los espacios abiertos, donde deambulan las gallinas, hay varios carteles que nos dan las características de cada ave.
Hacia las 12 hicimos un alto, para degustar unos bocatas de jamón acompañados de txakolí, cerveza o Rioja. En las fotografías diagonal derecha arriba, abajo izquierda. Las otras dos fotografías parte de los integrantes escuchando las explicaciones que nos iban dando.
En esta fotografía podemos ver lo cariñosa que se muestra esta ave con los visitantes. A la Izquierda Miguel Ángel y a la derecha Maite de Slow Food y una gran cocinera/repostera.
Pasamos también por la zona de incubadora y “nursery” una vez han nacido los polluelos. Hay una secuencia donde se puede ver la eclosión de un huevo, un polluelo recién salido del cascarón y el polluelo de abajo izquierda es el polluelo a punto de salir del cascaron, con el aspecto que ya tenía a las 4 horas de su nacimiento.
Diversidad de huevos, con diferentes tamaños y colores. Los de color verdoso son de Araucnas y de pato Calluga.
Diferentes animales en sus espacios abiertos. Los patos que se ven a la derecha arriba son Corredores de La india, van todo tiesos cuando van corriendo a toda velocidad. Entre otros animales se pueden ver Pavos, un emu de los tres que tienen etc., 
En sus campos se pueden ver cabras, ovejas y unos ponis. En la fotografía el tamaño del poni comparándolo con la niña.
Aquí Miguel Ángel nos dio toda clase de explicaciones sobre estos animales. La oveja de la derecha abajo es la Latxa del país vasco, con su leche se hacen los quesos con denominación de origen Idiazabal.
Antes de terminar la visita didáctica a este Zoo avícola, se han podido ver razas, que estaban en periodo de extinción y que actualmente se van recuperando gracias a la labor de este entusiasta, que lo es, Miguel Angel, así hemos podido ver a la Gallina LLodiana o Rubia Alavesa, que estuvo presente en diferentes certámenes de reconocido prestigio, años 1923 a 1933, desde hace más de cuatro años se esta recuperando poco a poco esta raza entre unos pocos avicultores obteniéndose ya ejemplares similares morfológicamente a los descritos a principios de siglo XX .
La Euskal Oiloa y no como alguien denomina Eusko Oiloa, se distribuye actualmente por la comunidad vasca, con un censo de 557 hembras, su estado de conservación es crítico, aunque poco a poco se van aumentando el número de individuos.
Estas aves son de doble aptitud, puesta/carne, sus características son las propias de las gallináceas atlánticas y diferentes de las mediterráneas, son animales semipesados, los machos 3,6 kilos hembras 2,5 kilos, el huevo de las puestas es de color oscuro, las orejillas son de color rojo y las patas amarillas.
Hay cuatro variedades con la misma costitución morfológica básica, Beltza (Negra con refeljos verdosos), Gorria (colorada de plumaje), Marraduna (Barrada en rojo) y Zilarra (Plateada o armiñada, de tipo colombino).
Hay un quinto grupo, no variedad, que lo constituyen las denominadas Lepasoila, que presentan como característica principal el tener el cuello pelado debido a la diferencia de un gen.
La puesta suele ser entre 209 y 220 huevos al año, con un peso medio de 60/65 gramos.
También tuvimos la ocasión de ver el Euskal Antzara, una oca de color gris que desde antiguo se cría en los caseríos vascos. Desafortunadamente esta ave ha terminado su periodo de puesta y no pudimos comprar unos huevos de Oca. Como ven ustedes este es otro motivo para que estos huevos sean algo más caros, no se fuerza a los animales a la puesta y cuando esta cesa se les sigue alimentando hasta que llegue el siguiente periodo de puesta.
Bueno terminada la visita cultural llegó la hora de la comida, que la degustamos en el mismo caserío, con preparados que salieron de las cocinas de Slow Food, de las manos de los expertos cocineros amateurs con que gozamos en la organización.
El menú consistió en unos entrantes de boquerones en vinagre y ventresca de bonito en conserva, para seguir con una crema de sopa de ajo, pollo de este caserío, que se vinieron a comprar con anterioridad, en salsa, rematando la comida con unas pastas, café de puchero y licores varios.
De verdad dos cosas que me impresionaron durante esta vista, el desparpajo y conocimientos de un joven de 11 años, que además es de fluido y ameno verbo y la dedicación de Miguel Ángel, con unos conocimientos impresionantes sobre el mundo aviar, a parte de estos conocimientos se le ve cariño por los animales y una dedicación exhaustiva en sus ratos de ocio, ya que trabaja en el matadero de Llodio y si no fuera por él, este matadero se hubiese cerrado y ya no contaríamos en Álava con un matadero. ¿Hasta cuando piensan nuestro políticos mantener esta carencia en la Provincia?
Antes de marcharnos esta pareja nos sorprendió con este emparejamiento que tuvieron entre ellos.
Otra reunión de Slow Food Convivium Araba-Álava digna de ser enmarcada.