martes, 25 de marzo de 2014

III Fiesta del Aceite de Rioja Alavesa y Galardón Amigo del Aceite A Slow Food de Araba-Álava en Moreda

 Como preludio a la gran fiesta que acogió Moreda con degustaciones y la entrega del galardón 'Amigo del Aceite' a Slow Food Araba, comenzaron las actividades el 22 de marzo en Oyón con una Pringada de aceite amenizado por trikitilaris en la plaza de San Vicente, (Oiana Triki Sound Band) un Concurso de pintxos en los bares de la localidad y un menú a base de Rancho de trujal. También en Lanciego se realizó una visita teatralizada al trujal y calados de Lanciego a cargo de Ékoma Teatro, una Cata de aceites de Rioja Alavesa (Zeytum) y masterclass de repostería con Aceite de Oliva de Rioja Alavesa (Viena) que junto al Pintxo pote amenizado por trikitilaris (Iradier Salaberri Triki Taldea) dieron paso a la esperada jornada que se celebró el domingo 23 de marzo en Moreda. Un tiempo más propio del invierno condicionó esta fiesta ya que la nieve, la lluvia y el frío retrajeron a algunas de las muchas personas que querían disfrutar de los actos más populares de la feria. Aun así se cumplieron las expectativas, ya que fueron muchos los que se acercaron hasta Moreda de Álava para participar en el programa de visitas y degustaciones. 

 Una treintena de puestos fueron ocupados por productores de aceite de oliva, así como por elaboradores de sidra de Trebiño, de morcillas de Montaña Alavesa, patatas de Trokoniz, caracoles de Gorbea, paté de Elciego, trufas de Kuartango, sal de Añana, cerveza, txakoli, vino de Rioja y otros muchos productos desde primeras horas de la mañana, así como por los organizadores del Araba Euskaraz, la ikastola Assa, de Lapuebla de Labarca.
El inicio de la fiesta tuvo lugar a partir de las doce del mediodía comenzando por la entrega del premio Amigo del Aceite de Rioja Alavesa 2014 a Slow Food Araba. Fernando Martínez Bujanda anunció la concesión del premio. La razón de la elección era bien sencilla: "Slow Food Araba tiene siempre presente y le preocupa la producción de alimentos y el recorrido de estros hasta la mesa del consumidor. Así, la biodiversidad, el hambre, el agua, la sostenibilidad, las tecnologías tradicionales, la agricultura ecológica y regenerativa, el papel de la mujer en la agricultura y el desarrollo de las economías rurales son conceptos ineludibles en el modo de entender el alimento". 
 El presidente de la Mesa terminó su intervención con un poema:
Me dicen que dé el premio
“Amigo del Aceite de Rioja Alavesa”
es para MAORA un elogio,
y esto , no es poca cosa.
La elección no fue difícil
pues méritos tiene a montón
lo que hizo fácil su elección
y yo lo anunció con emoción.
El elegido es bien conocido
Slow Food-Araba
se lo tienen merecido
ya que su trabajo es reconocido.
Cuando nadie pensaba en el aceite
Cuando no se conocía ,ni el de Moreda
esta gente siempre lo tenía presente
y en sus laboratorios el rey era.
Es para nosotros un orgullo
que reciba el premio Slow Food Araba
sabemos que el aceite y Rioja Alavesa siempre estarán presentes
y las bondades de la ARRONIZ ,se conocerán entre sus gentes .
Ahora acabo esta especie de “Rapsodia”
Con motivo del premio que estamos dando
Caten y vayan degustando
,y que el aceite de Rioja Alavesa , siga triunfando. 
 Alberto López Ipiña agradeció el premio con las siguientes palabras:
Hasteko biotz biotzetik mila esker olioaren Mahaiari, a las Instituciones que la componen, a los trujales, a todos sus miembros y muy especialmente a los oliveros y oliveras. Para esta organización es un verdadero orgullo esta nominación como amigo del aceite de Rioja Alavesa en primer lugar porque es su primera edición y a nadie se escapa que por ser la primera es doble honor, en segundo lugar porque es un premio a todo ese grupo de gente que de manera totalmente altruista, en ocasiones poniendo dinero de su bolsillo, trabajan por una filosofía que cree en lo local, en el producto local, en la economía local, en las agricultoras y ganaderas responsables con el medio ambiente y sobre todo en nuestros productos de calidad, sin el trabajo de estas personas no sería posible conseguir los objetivos que nos hemos marcado y en tercer lugar porque detrás de este premio está el agradecimiento de los ilusionados agricultoras y agricultores que han reconocido nuestro trabajo y es lo que más nos enorgullece. Bien es cierto que esta labor realizada ya durante 10 años no hubiera sido posible sin el apoyo Institucional que a pesar de los cambios de Gobierno y de colores políticos han confiado siempre en nuestro trabajo, gracias también a hombres como Fernando que siempre confió en esta Filosofía,
Besterik ez, behin eta berriro Eskerrik Asko Guztioi 
 Finalizado esta apertura de la fiesta y a partir de este momento se desarrollaron la mayor parte de las actividades previstas. Por un lado el gerente del trujal de Moreda La Equidad, José Ramón Ceballos, y el técnico
de la Mesa del Olivo y del Aceite, Alberto Alecha, se repartieron los grupos de las visitas a ese trujal, que conserva la vieja maquinaria como piezas de museo, aunque el trabajo real de molturación se lleva a cabo con maquinaria moderna capaz de garantizar la calidad del aceite.
El trujal La Equidad repartió cientos de rebanadas de pan tostado pringrado de aceite de oliva, mientras que en el otro extremo del pueblo se ofrecían pinchos de carne de potro, elaborados por Juan Gil Jefe de Cocina del Restaurante Erausquyn de Dulantzi-Alegría y Alejandro Salcedo, cocinero de Basque Culinary Center. Por otro lado la Asociación Cultural La Quema de los Judas, encabezados por Óscar Jiménez elaboraba una exquisita paella, adornada con olivas negras de la que se vendieron unas 300 raciones a la entrada del frontón. 
 En esa instalación fue donde se llevó a cabo el principal acto de degustación, el Laboratorio del Gusto de Slow Food Araba, presentado por Alberto López de Ipiña que comentó que esta Asociación tiene, principalmente cuatro objetivos. La defensa de los productos de calidad y de los productos elaborados con el mayor respeto al medio ambiente; la defensa de la biodiversidad animal y vegetal; la de defensa del patrimonio gastronómico local y por último la educación del gusto. 
En el marco de estos dos últimos objetivos nace como herramienta de trabajo el laboratorio del gusto que no es otra cosa que la realización de un análisis sensorial interpretado no solo por el consumidor, el catador sino por los productores, verdaderos protagonistas de que estos productos lleguen a nuestra mesa y los cocineros como embajadores de los productos de calidad y nexo de unión entre productor y consumidor. A Continuación dio paso a Fernando Martínez- Bujanda, Presidente de MAORA, quien habló de la producción oleícola de la última campaña, en la que se recogieron 400.000
kilos de olivas y se elaboraron 80.000 litros de aceite, de los que 1.000 fueron calificados como aceite ecológico.

Posteriormente intervinieron Víctor Villate de Bodegas Ametza de Arabako Txakolina, Jose Ramón Ceballos del Trujal la Equidad de Moreda, Itziar Domaika, productora de morcillas, de Villaverde. 


 Carlos Fernández de Piérola, Gerente de Bodegas Piérola de Moreda, Borja Monje, Diputado de Agricultura de la Diputación Foral de Álava, Alberto Matas de la Revista Madrileña Olivarama, Alberto Alecha de MAORA,Bittor Rodriguez, nutricionista de la UPV, Juán Luis Bujanda, productor de aceite, de Moreda y Juan Gil Jefe de Cocina del Restaurante Erausquyn de Alegría/Dulantzi.
L@s cociner@s de Slow Food hicieron una estupenda propuesta de creaciones en las que por supuesto el aceite Arróniz fue el anfitrión de los mismos. “ Cremita de espárragos con aceite, queso artzai-gazta de la montaña alavesa con fresas, aceite y sal de Salinas de Añaña, un revuelto de morcillas, y la creación de este año, de la Pastelería Viena, Aromas de Rioja,
una pasta elaborada con aceite de la comarca, almendras de Labraza, Vino de Rioja y Sal de Añana.
Tras la celebración del Laboratorio del Gusto se dio por terminada la celebración de la Feria.
La Rioja Alavesa cuenta con cerca del 80% de los olivos del País Vasco. Por eso no es de extrañar que la localidad de Moreda, la más prolífica en este tipo de plantaciones, se haya convertido en el epicentro de la fiesta del aceite de Rioja Alavesa. Su trujal sirvió el pasado domingo de escenario de despedida de la celebración, por tercer año consecutivo, de un evento que busca reivindicar la calidad de un aceite que nace de la variedad Arroniz, exclusiva de la comarca, y que cada vez cuenta con más adeptos.
 Desde la creación el año pasado de la Mesa del Olivo se busca un foro en el que los diferentes agentes implicados en la producción del aceite puedan aportar estrategias que ayuden a la potenciación del producto. «Las posibilidades de crecimiento son muchas. En la Rioja Alavesa llegó a haber cerca de 1000 hectáreas de olivo y hoy en día podemos tener 350, eso nos da una idea de nuestro margen. Hay muchos olivos abandonados que podemos volver a utilizar. 
También hay que comentar que durante la feria de Moreda, se pusieron a la venta los primeros árboles, después de las colecciones que hay en Remelluri y en la Casa del Vino de melocotones de viña y que tuvieron una aceptación estupenda, se vendieron todos los que se expusieron y podemos manifestar que a l@s agricultoras/es les hizo mucha ilusión el verlos expuestos y comprados con mucha ilusión. Las visiones de algunos chiflados, para la consideración de algunos, no hace mucho tiempo, y su amor por la biodiversidad se van haciendo realidad………………..alguno seguro que se da por aludido…….enhorabuena!!

Vitoria-Gasteiz a 24 de marzo de 2014